XVI Semana de la Arquitectura

Madrid abre sus puertas de par en par

02/10/2019 · Por Teresa Morales
COAM arquitectura
Patio del Colecio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), construido sobre las antiguas Escuelas Pías de San Antón. Rehabilitación del arquitecto Gonzalo Moure. ©COAM

El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) está de enhorabuena. La institución cumple 90 años y su emblemática revista 'Arquitectura', 100. Dos magníficas razones para organizar una semana de la arquitectura centrada en la capital española como referente internacional.

Después de algunas ediciones mirando a otras ciudades europeas como Milán o París, en esta ocasión la XVI Semana de la Arquitectura ha querido festejar sus dos grandes aniversarios volviendo la vista a Madrid, como el telón de fondo sobre el que interpretan su vida millones de españoles. Como indica Belén Hermida, decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, “son siete días para acercar la sociedad a la arquitectura y a la inversa, para acercar la arquitectura y el desarrollo de la ciudad del futuro a la sociedad en su conjunto, y difundir así el valioso patrimonio arquitectónico que hace de Madrid una de las capitales de referencia arquitectónica en el mundo”. Porque Madrid es una magnífica ciudad, “viva y global con una oferta inagotable y un potencial enorme. En constante cambio y con desafíos importantes”, comenta Hermida.

No hay duda de que esta Semana de la Arquitectura (del 30 de septiembre al 7 de octubre) se ha planificado al milímetro con la intención de convertirse en uno de los eventos imprescindibles de la temporada. De hecho, la programación propuesta parece no tener fin. Una de las novedades es el nuevo Ciclo de Diálogos Repensar Madrid, donde se reflexionará —también durante los próximos meses— sobre el futuro de la ciudad desde diferentes ámbitos: Urbanismo, Crisis, Vivienda y Medio Ambiente. La revista Arquitectura y sus 100 años protagonizarán una exposición retrospectiva que ilustrará la evolución de Madrid como ciudad; se organizarán actividades infantiles para compartir en familia y con los más pequeños y, ¡cómo no!, volverán los itinerarios por la capital y la posibilidad de visitar edificios icónicos de distintos estilos y épocas. En concreto, más de 100 obras. El Instituto de Patrimonio Cultural de Fernando Higueras; el Gimnasio Maravillas de Alejandro de la Sota; el Banco de España, de Severiano Sainz de Lastra y Eduardo de Adaro Magro; la Fundación Francisco Giner de los Ríos rediseñada por el estudio amid.cero9, o las propias instalaciones del COAM en las Antiguas Escuelas Pías de San Antón, espectacularmente rehabilitadas por el Estudio Gonzalo Moure, son solo algunos de los rincones que se podrán ver, conocer y disfrutar.

Pasen y vean…

Como en toda celebración especial que se precie, en estos días también es posible encontrar visitas exclusivas destacadas. La más llamativa es que por primera vez se abren al público las puertas de tres edificios: el peculiar y minuciosamente rehabilitado Frontón Beti-Jai, construido en 1893 por Joaquín de Rucoba Octavio de Toledo; el majestuoso Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro, de Juan Bautista Crescenzi y Alfonso Carbonel (1633); y la ya más moderna y singular Casa Carvajal, diseñada en 1968 por su propietario, el arquitecto Javier Carvajal Ferrer.

“Madrid ha contado siempre con excelentes arquitectos españoles que han configurado la imagen actual de la ciudad que vivimos. Desde Gómez de Mora o Juan de Villanueva, a Secundino Zuazo; desde Antonio Palacios a maestros modernos como Sáenz de Oiza o Rafael Moneo. Nuestra capital ha apostado por la arquitectura hasta transformarse en una ciudad donde edificios nuevos conviven con antiguas construcciones rehabilitadas”, señala Belén Hermida.

“La arquitectura constituye el telón de fondo en el que los ciudadanos desarrollan e interpretan sus vidas”

La evolución de la ciudad parece haber tenido su gran auge y proyección internacional en los últimos años gracias a construcciones punteras que se han convertido en referentes. El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, el edificio Mirador, Madrid Río, la reforma del Museo del Prado, el Matadero; y como dice la decana Hermida, “no podemos olvidar actuaciones como las Cuatro Torres —que pronto serán cinco con Caleido— o más recientemente el estadio Wanda Metropolitano”.  Muchas de estas obras, por cierto, están firmadas por arquitectos españoles que las han convertido en simbólicas, ayudando así a la proyección de la capital allende las fronteras.

“Creo que ese proceso de conversión y progreso no culmina nunca. Es un proceso de actualización y renovación constante. La arquitectura cambia, avanza y evoluciona como la propia sociedad, al ritmo de los cambios en las normativas, las nuevas soluciones de construcción, las necesidades de las personas… La arquitectura constituye el telón de fondo en el que los ciudadanos desarrollan e interpretan sus vidas. Por eso, es vital que los arquitectos sepamos aprovechar las oportunidades para reinventar la ciudad y repensar la manera de construirla”, reafirma la decana del COAM.

No hay duda de que Madrid ha ido poco a poco redescubriendo todas sus posibilidades para hacerse cada vez más bella y actual, aunque aún hay trabajo por delante. Políticas de protección medioambiental, impulsar zonas verdes, peatonalizar parte de la ciudad… “Hay muchas cuestiones que deberían ponerse en valor y la arquitectura es una magnífica herramienta para proyectarnos sobre el futuro”.

El porvenir de la capital

En los próximos años, a la capital española le esperan grandes novedades arquitectónicas. Desde el casi inminente edificio Axis, en la céntrica plaza de Colón, pasando por la rehabilitación y recuperación de siete edificios históricos que integran el Complejo Canalejas, hasta una de las necesidades más apremiantes de la ciudad que la arquitecta y profesora Belén Hermida reconoce como uno de los proyectos más discutidos, ambiciosos y relevantes de los últimos años: Madrid Nuevo Norte. “Se trata de una gran oportunidad para poner en práctica, en un contexto real, nuevas estrategias de crecimiento de la ciudad y de movilidad, para revisar nuevas soluciones de vivienda, o la gestión de residuos, por ejemplo. Espero que sepamos aprovechar lo que tiene de campo de experimentación para repensar la ciudad de acuerdo con nuestro lugar y nuestro tiempo, porque en mi opinión, más que arquitectura icónica o grandes obras, lo que debemos esperar y exigir como ciudadanos es resolver el gran vacío urbano del norte de Madrid”.

“Llevar la profesión al siglo XXI, para llevar la ciudad al siglo XXI”, como recuerda la decana del COAM, será el mayor objetivo de los arquitectos españoles para las próximas décadas, amén de reforzar el vínculo de la arquitectura con la ciudadanía para dar forma a la idea de ciudad y convivencia de la que tanto se hablará en esta espectacular y casi apoteósica XVI Semana de la Arquitectura.