Dominnico

Prêt-á-porter de vanguardia

14/10/2019 · Por Rocío Navarro
domminico studio
Imagen del lookbook de la última colección de Dominnico. © Dominnico Studio

Domingo Rodríguez es el diseñador que está en boca de todas las 'celebrities' e 'influencers'. Sus piezas de costura inspiradas en las redes sociales y un entorno futurista lo han puesto en el radar de artistas como Rosalía, Lady Gaga o Rita Ora.

Tres años le han bastado a Domingo Rodríguez Lázaro (Alicante, 1994), Dominnico, para convertirse en el diseñador de cabecera de Rosalía. Porque, aunque la artista ya era amiga de Riccardo Tisci (Givenchy) y una habitual de Jeremy Scott (Moschino), sobre el escenario luce sobre todo piezas de este joven alicantino. Ambos se conocieron en la fiesta de una revista de moda. Poco después, la cantante se convirtió en su clienta y, como él dice, “está contribuyendo a que crezca la marca”. Parte del armario de la gira de la cantante El Mal Querer lleva la firma de Domingo. Sus estilismos de espíritu noventero y referencias digitales, creados por y para el tour, vistieron a la artista en el Festival Lolapallooza en Chicago y en su concierto en San Francisco, entre otros. Mientras ella hacía las américas, la popularidad de Dominnico también crecía al otro lado del charco. Lady Gaga, Rita Ora o Aitana son otras de las que apuestan por estilismos del diseñador.

La firma, con la que desfila desde 2017 en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, ha conseguido este año el premio Mercedes-Benz Fashion Talent con la colección Harajuku Kids. Inspirada en un viaje que Domingo hizo a Japón y en artistas como Andy Dixon y Damien Hirst, sus piezas de silueta sofisticada se dejan invadir por el espíritu vanguardista de la cultura popular nipona. “Tenía pendiente plasmar el estilo naíf de sus lolitas y sus vestidos de muñeca. En pasarela se vieron piezas con maxilazos y vestidos enormes con tules”. Un resultado que habla de grandes volúmenes y tejidos inesperados, como la piel con efecto espejo en colores neón o el pelo pintado de morado o menta. Un imaginario reforzado también por algunos grandes nombres de la industria: “Entre los diseñadores que han influido en mi trabajo puedo citar a John Galliano en su etapa en Dior, a Rei Kawakubo de Comme des Garçons o Alexander McQueen en su faceta más brutalista”. Pero Domingo no para. Ya inmerso en la que será su próxima colección, lo entrevistamos en una de sus visitas a Madrid en la que ultima los detalles de lo que veremos en la pasarela el próximo enero. 

¿Desde cuándo te interesa la moda?
Cuando era pequeño coleccionaba muñecas Bratz. Me encantaba hacerles vestidos con los retales de costura que había en casa. Ellas fueron mis primeros figurines. Como dibujo desde que tengo uso de razón, poco después me apunté a clases. Gracias a ello, me animé a estudiar el bachillerato artístico y, al finalizar, decidí trasladarme a Barcelona a estudiar diseño y moda. Allí establecí mi marca. Cuando comencé no era consciente del esfuerzo que supondría, pero tenía claro que era a lo que me quería dedicar.

Tu ascenso ha sido meteórico. ¿Qué balance haces de los tres años de vida de Dominnico?
Aunque mi trayectoria es todavía corta, la he vivido de forma muy intensa. He participado en muchas editoriales de moda y he mantenido un contacto continuo con estilistas durante todo el proceso. Pero tengo que destacar que se produjo un gran cambio en enero de 2018. Fue cuando Lady Gaga, mientras estaba en Barcelona, vistió algunas piezas de la marca. A partir de entonces el crecimiento fue mucho más rápido. Ahora siento que cada vez tengo menos tiempo, pero los proyectos que van apareciendo me motivan mucho.

Por lo que tengo entendido, son las famosas las que te buscan para llevar Dominnico, ¿es así?
Ahora sí, al 100%. Es una locura. Ellas van ojeando y cuando les interesa algo que lleva otra, van a por ello. A veces tengo que hacer algo de research para saber de quién se trata. También he dicho que no a algunas peticiones. Le estamos dando forma al perfil de la usuaria, ya sea celebrity o no, porque la marca es joven y cool. Hace poco vestimos a Delaporte. Es una artista más pequeña, pero no me importa. Lo fundamental es que me guste y esté en la onda. En este momento, no me vale que cualquier personaje vista de Dominnico para ganar likes.

“He dicho que no a algunas peticiones. En este momento, no me vale que cualquier personaje vista de Dominnico para ganar ‘likes”    

Entonces, ¿podríamos decir que tus diseños son para millennials?
No tiene por qué. Me parece igualmente maravilloso ver a Aitana vestida de Dominnico en un concierto de Los 40 Principales que a Clara Courel (su agente de prensa) en un evento con uno de mis diseños y subida a unos stilettos. Creo que lo que Dominnico representa es una mujer con fuerza.

Una fuerza bien representada por Rosalía. ¿Cómo comenzó vuestra colaboración?
Todo surgió el año pasado. Comencé a saber de ella a través de su colaboración con C. Tangana, cuando iniciaba su etapa trap. La invité al desfile y le envié un par de zapatos. Ella me encantaba y empezamos a cederle piezas. Se vistió de Dominnico en algunas de sus apariciones en Estados Unidos, algo que para nosotros tuvo un impacto muy grande. Utilizó en San Francisco y en Nueva York unos zapatos que creé junto a Art Company Shoes. Más tarde, coincidimos en Madrid en la fiesta de una revista y tuvimos muy buena relación. En enero, recibí una llamada para participar en la gira El Mal Querer y puedo decirte que es genial trabajar con ella.

El impacto mediático que ha tenido la marca gracias a las famosas ha hecho que tu nombre resuene internacionalmente. ¿Te has planteado dar el salto al extranjero?
Estoy barajando varias opciones, como tener showroom en París para llevar la marca fuera de España. Sin embargo, lo principal en este momento es posicionarme bien aquí. Antes quiero desfilar en la pasarela oficial (hasta el momento lo ha hecho en la plataforma de talento emergente EGO) y, cuando eso ocurra, me pondré de forma más activa a pensar en ello. Estoy convencido de que existe un nicho de mercado para la marca. Por el momento, he hecho algunas cosas a medida que me han encargado a través de internet o estilistas de celebrities que me han pedido piezas para la semana de la moda de París o para algún editorial. Gracias a esta repercusión estamos implicados en shootings con el New York Times y Marie Claire USA. Hace poco, trabajé, por ejemplo, con el estilista de Nicki Minaj y Kylie Jenner.

Eres consciente de la polémica que suscita el uso de pieles, que recientemente a salpicado a famosas como Rosalía. Sin embargo, tú aplicas este tejido en tus colecciones, ¿cuál es tu posición al respecto?
Dentro de poco haremos un comunicado sobre este tema. Vamos a trabajar en otra dirección, hacia un producto más sostenible. Lo que ocurre es que si quieres ser totalmente ecológico estás muy limitado para crear. Pero estamos tomando medidas para que haya una mayor concienciación respecto a las pieles de animales dentro de la marca. No obstante, yo tomo carne y todo lo que proviene del producto cárnico, ya sea una vaca, una cabra, un cordero o un conejo, voy a consumirlo y vestirlo. Sin embargo, con los animales exóticos mantengo una postura diferente, porque su uso solo va destinado a prendas. En este aspecto es difícil satisfacer a todo el mundo.

Todos los productos de tu tienda online están agotados. ¿Dónde podemos encontrar tu ropa?
Normalmente trabajo por encargo, porque las piezas de desfile tienen un coste muy elevado y era muy arriesgado lanzarlas en internet. Pero dentro de poco, lanzaremos un producto más fácil para el e-commerce. También estamos en contacto con tiendas multimarca. Por otro lado, está la colaboración que hice con Art Company Shoes (una serie de sneakers con plataforma) que ya está llegando a tiendas de Barcelona y Madrid, e incluso hay un pedido para China.