Verano del 19

Así suena el talento emergente español
06/08/2019 · Por María Ballesteros
Hinds
Hinds: juventud, genio y saber hacer de Madrid para el resto del mundo. © Rodrigo Autric (@midnaday)

Las plataformas de streaming han acelerado la manera de relacionarse con las bandas, su sonido y las canciones que publican. Pero, ¡eh! ya que tenemos cada vez menos tiempo para todo, y todo cambia, evoluciona y se transforma (casi) a la velocidad de la luz, hemos preferido ponerlo fácil y destacar a algunas de las bandas más interesantes del panorama español y que más popularidad están acumulando.

  • Hinds. Su irrupción en el panorama español fue polémica. A pesar de aportar un soplo de aire fresco a la escena underground de pop rock germinada en el madrileño barrio de Malasaña, les acusaron durante demasiado tiempo de no saber tocar. Una recriminación que, a otros compañeros (masculinos) de gremio con peor nivel (y pero look, dicho sea de paso) nunca les hicieron. Tras una cantidad ingente de conciertos a sus espaldas y un segundo disco grabado con el peculiar Paco Loco, las Hinds son el estandarte de la constancia, el feminismo y lo cool.
     
  • Cupido. Tener mucho morro y llevar la galantería por bandera. Así se podría definir el pop Lo-Fi con pinceladas trap que factura esta banda formada por Pimp Flaco y Solo Astra. Su tema No sabes mentir tiene más de tres millones de reproducciones. Pero, atención, también al tema 5 senti 2. Ambas canciones están albergadas en Préstame un sentimiento, el título del LP que compila el saber hacer del Flaco y los suyos en ocho canciones.
     
  • Belako. La banda formada por Cristina Lizarraga, Lander Zalakain y los hermanos Josu y Lore Billelabeitia han conseguido revitalizar el rock vasco a base de melodías atronadoras y estructuras conceptuales que huyen del clásico estrofa-estrofa-estribillo. Su último disco Render Me Numb, Trivial Violence ha conseguido poner de acuerdo con público y crítica. Tanto es así que ha sido nominado a Premio Ruido: el galardón otorgado por Periodistas Asociados de Música (PAM) al mejor LP español del año.
     
  • Blanco Palamera. La música producida por este dúo de gallegos (integrado por Manu Blanco y Xoán Domínguez) podría clasificarse como hot chill wave. El componente sexy, intrínseco en cada uno de sus temas, se adereza con líneas vocales llenas de sensualidad. Ellos representan esa mezcla de lo sensual y elegante (excluyendo el componente hortera de la ecuación). Atención a dos de sus canciones: Sola con mi voz y Aire.
     
  • Dora. Ha demostrado ser una de las artistas más completas de su generación (apenas tiene 14 años) gracias a ser una buena pianista, compositora, letrista, arreglista e intérprete. El R&B que le define es una buena muestra de sus influencias –capitaneadas, dicho sea de paso, por la cultura estadounidense–. Se ha presentado ante el mundo con Saving Star. A esta canción de estribillo pegadizo y melodía deliciosa le siguieron Call Me Back y Home. Estas tres canciones estarán albergadas en su primer trabajo –que ha sido producido por Pional– y que verá la luz después del verano.
  • The Parrots. Diego y Alex son a la música lo que Beavis and Butthead a los dibujos animados: un par de amigos tan graciosos como gamberros expertos en pasárselo bien. A pesar de su juventud, ya llevan 10 años en la música –tiempo en el que de tres pasaron a dos integrantes– y decidieron celebrarlo junto a Hinds (amigas y compañeras de fechorías en los backstage de medio mundo), Cariño y Antifan en un concierto en Madrid. Este mismo año han estrenado nueva canción, Cigarette burns, que sirve como adelanto del nuevo material que están preparando.
     
  • Rober Sua. Es uno de los obreros del rap más auténticos que ha dado la escena. Y consciente de su tiempo y su ubicación en el mapa. En vez de hablar de pistolas, tiroteos y compadreos para menudear en las esquinas, ha decidido llevar a cabo una suerte de espeleología emocional que retrata sentimientos, economía, clases sociales y crecimiento personal. Su tema Bizarro sirve como adelanto de su nuevo disco que se publicará en otoño y ha sido producido por Martín García (Aurora & The Betrayers, Speak Low).
     
  • Los Estanques. Cada cierto tiempo aparece en escena un músico virtuoso que demuestra que el amor por el oficio es un fin en sí mismo y toda una labor de orfebrería. Es el caso de Iñigo Bregel, líder de este grupo cántabro que además de escribir las letras, toca la guitarra, el bajo, el piano y la batería. Su primer disco homónimo, publicado el pasado mes de febrero, recuerda a la música facturada por Los Ángeles y Los Negativos con la ventaja de no caer en el puro ejercicio de estilo ni en la manida nostalgia. Mientras no paran de tocar, ya están preparando el que será su tercer disco.
     
  • Alice Wonder. Su voz grave, su manera de tocar la guitarra y su físico hacen que sea una artista absolutamente completa. Ha estado girando como telonera de Vetusta Morla; algo que le ha curtido como artista y le ha hecho aprender lo que cuesta levantar las palmas de desconocidos. Too Mad es, sin duda, una de las mejores canciones de su álbum de debut. Un trabajo cincelado y cuidado por la batuta de Infarto Producciones. ¡Ah! Si has visto la ópera prima de Inés de León ¿Qué te juegas? habrás escuchado a Alice junto a Guille Galván (Vetusta Morla) ya que ambos firman La apuesta: el tema principal de la película.
     
  • Kidd Keo. Es uno de los nuevos exponentes del gangsta trap: la versión millenial del gansta rap (el género que plasma el estilo de vida violento de los jóvenes de clases sociales marginales). Con una escandalosa influencia del rap estadounidense de los noventa, un timbre de voz hipnótico y unas historias a caballo entre el triunfo, la dominación femenina y la marginalidad ha conseguido una tremenda popularidad. Acumula más de dos millones y medio de oyentes mensuales en Spotify y algunas de sus canciones superan los 28 millones de reproducciones. Todo un fenómeno.