Javier Limón

“España es una fuente inagotable de talento”
05/08/2019 · Por Fruela Zubizarreta
Javier Limón
Músico, compositor, productor, profesor, comunicador… No hay quien pare el talento de Javier Limón.

Músico, compositor, productor, profesor, comunicador… Son muchas las habilidades que conviven con éxito en la persona de Javier Limón, pero hay una que, sin duda, impera sobre el resto: la de unificador de talento. Es su misión en esta vida, cruzar los caminos de artistas de realidades lejanas para crear belleza. Hablamos con él para celebrar los veinte años de Casa Limón, su imparable productora, y descubrir sus nuevos proyectos. Hay Limón para rato.

Nos encontramos con Javier Limón (Madrid, 1973) en Madrid, en la zona de casitas bajas llena de encanto cerca del río Manzanares donde vive. Su rincón favorito atesora fotos llenas de vida y talento por las que deambulan Bebo Valdés, Sarah Vaughan y Nat King Cole junto a otras con el gran Paco de Lucía o su compadre Alejandro Sanz. Diez premios Grammy, infinidad de libros y vinilos, muchos de flamenco, nos observan. Es hora de conocer a un hombre nacido para crear.

Javier, ¿España es un país de talento?
España es una fuente inagotable de talento. Al ser tierra de paso, nos hace tener una mezcla y un movimiento que es lo que genera el talento. El talento viene de la mezcla y el movimiento. España está muy viva, se mueve mucho, y eso provoca talento. Lo que nos falta es orden a nivel de industria. Echo en falta más propuestas para ayudar a ese talento a salir a flote, a volar, y a que el mundo lo conozca.

Veinte años de Casa Limón, ¿orgulloso?
Empecé como compositor y acabé montando mis estudios de grabación porque los que existían no me ayudaban a conseguir el sonido que yo buscaba. Me pasó lo mismo con las discográficas, empezaba a haber un movimiento musical que no tenía ni nombre, ni espacio, ni lugar. Monté Casa Limón para dar cabida a ese movimiento y eso se acabó convirtiendo en una discográfica, en una productora audiovisual y hasta en una empresa de representación de artistas. Lo que hace Casa Limón es defender la música de calidad y descubrir nuevos talentos focalizándose en las músicas de raíz que viajan por el mundo.

¿Qué has aprendido como profesor de música en Berkley?
Un buen día te das cuenta de que todo lo que escuchamos, el cien por cien, es básicamente la mezcla de la música africana con lo americano y lo colonial; y de ahí sale el jazz, el flamenco, el hip hop, el pop, el rock, el son cubano… todo sale de ahí. Hasta que otro día giras la cabeza y te das cuenta de que en la India, en Turquía, en toda Asia… hay unas músicas milenarias que no tienen armonía, ni acordes, que tienen veinticuatro notas donde nosotros tenemos doce, que entre el Do y el Do sostenido hay otra nota. Y ahí es donde te das cuenta de que no sabes nada, que Do mayor no existe. No sé cómo será la música en Marte y espero no saberlo nunca.

Los grandes son todos buena gente y humildes. Son grandes porque son conscientes de lo que no saben

¿Cómo son los grandes artistas?
Un buen músico, bueno de verdad, es muy difícil que no sea humilde. La música es un arte muy complejo e inabarcable. Los grandes son todos buena gente y humildes. Siempre. Bebo Valdés, Enrique Morente, Paco de Lucía, Caetano Veloso, Chucho Valdés… son grandes porque son conscientes de lo que no saben.

¿Cuándo te conviertes en un productor de éxito?
Hay un momento en el que se me juntan cuatro discos a la vez, los de Andrés Calamaro, Enrique Morente, Paco de Lucía y Lágrimas Negras. Los cuatro a la vez. En el top diez de la lista de ventas llegué a tener tres discos al mismo tiempo. Hablamos de enero de 2004. A partir de ahí empezaron a llegar los Grammy y todo lo demás. Es cuando me doy cuenta de que, sin ser yo un tipo excepcional ni especialmente habilidoso para tocar un instrumento o cantar, sí había hueco para mí en la industria musical.

¿Cuál es el artista más importante con el que has trabajado?
El artista más importante con el que he trabajado y trabajaré es Paco de Lucía. Es el mejor guitarrista de la historia de la Humanidad. No hay guitarrista en el mundo, y hablo de la guitarra porque es el instrumento más tocado del planeta, que no haya sido influenciado directa o indirectamente por él. Y esto lo he hablado con Keith Richards, de los Rolling Stones, con Eric Clapton, con Pat Metheny… Paco es como Picasso, lo que pasa es que como ha sido contemporáneo nuestro aún no nos hemos dado cuenta.

¿Satisfecho con el proyecto ‘La guitarra vuela’ que has creado con Iberia?
La guitarra vuela es un proyecto de hoy en día porque es eminentemente visual y la música de hoy, nos guste o no, ha de ser visual. La historia del proyecto es muy sencilla. La guitarra de Paco de Lucía está triste porque nadie la toca y entonces ella decide salir volando por el mundo y encontrar amigos de Paco que la quieran tocar un rato. Caetano Veloso, Alejandro Sanz, Carlinhos Brown, Luis Salinas… acaban cogiendo la guitarra, hablan con ella y acabamos comentando sobre Paco. Es una iniciativa original y, para mí, es el homenaje más bonito que se le ha hecho a Paco desde que nos dejó.

¿Cómo te ves de mayor?
Yo de viejo me veo con mi compañera Eva, que además es mi manager, mi productora y la que me soporta. Nacimos el mismo día del mismo año. Llevamos 27 años juntos. Me veo con ella y no en un solo lugar. Si puedo me gustaría vivir un poquito en una ciudad, otro poquito en otra, en el campo… Viajar hoy es muy fácil. Hay que potenciar el moverse. Intentar vivir en varios lugares. Me parece sanísimo para la moral, para la ética y el espíritu. Lo que aquí es bueno en otro lugar no es tan bueno, y al revés. Viajar en muy sano. De viejecito me veo, si puedo, viajando.

"Paco de Lucía es como Picasso, lo que pasa es que como ha sido contemporáneo nuestro aún no nos hemos dado cuenta"