Pau Gasol

“Afronto cada día como una nueva oportunidad de dar lo mejor de mí mismo”
02/09/2019 · Por Alfonso Lozano
PAU GASOL

El mejor jugador español de baloncesto de la historia nos recibe en la cancha de entrenamiento de los Milwaukee Bucks. Se encuentra en plena recuperación de una lesión que le ha hecho perderse los Playoffs de la NBA y que no le permitirá participar con la selección española en el Mundial de baloncesto de 2019. Hablemos de retos y de talento.

A sus 39 años, Pau Gasol afronta estos inconvenientes como una motivación más: “Las lesiones tienes que entenderlas como parte de tu vida, de tu trabajo. Sé que soy un privilegiado. Hago lo que me gusta y afortunadamente no he tenido ninguna como ésta. Entonces, me propongo un reto. Un reto que es la recuperación, un reto que será con 39 años seguir jugando en la NBA. Y me marco retos, objetivos que me motivan y me mantienen con ilusión y con ganas de seguir trabajando y con ganas de a ver hasta dónde llego”.

Pau Gasol disfruta con aficiones alejadas de la cancha de baloncesto: “Cuando eres deportista y la presión es tan elevada y el nivel de exigencia tan alto, tienes que realizar actividades que te equilibren y que compensen todo ese tipo de estrés y de tensión. Yo he tirado por el lado de la naturaleza, de la cultura y de la lectura”.

Pau Gasol ganó dos anillos de campeón en Los Angeles Lakers junto a una de las grandes superestrellas de la NBA, Kobe Bryant. Su entrenador, Phil Jackson, cultivaba este interés en la lectura. “En la gira larga que teníamos en enero o febrero, Phil nos daba un libro que tenía una conexión con el jugador. Como también hace Popovich (el entrenador de los San Antonio Spurs), intentaba fomentar la lectura. Que sus jugadores sean más que jugadores de baloncesto, que deportistas. Que hay más cosas en la vida y más importantes que el deporte. Cuanto antes lo descubras, mejor. No solo hay que entrenar a jugadores, sino formar a personas”.

Esto, formar personas, es lo que hace Pau Gasol en su Academia desde hace más de 15 años. “Intentamos darle un toque diferente, hacer una academia distinta, que sea muy fiel a mis valores, a mis principios y a mis objetivos. También becamos a niños para que vayan a estudiar a Estados Unidos y continúen su formación allí”. Fiel a la actitud de que ‘cada día es el primer día’, Pau Gasol intenta contagiar esa filosofía a todo el que le rodea. “Yo la vivo y predico con el ejemplo. Afronto cada día como una nueva oportunidad de dar lo mejor de mí mismo. Ese es el camino que normalmente te suele llevar a buen puerto”.

El nivel de excelencia deportiva que Pau Gasol mantiene desde hace muchos años le ha permitido tener un impacto social positivo. Es Embajador de Buena Voluntad de UNICEF y ha creado, junto a su hermano Marc, la Fundación Gasol. “Nuestro objetivo es reducir y llegar a eliminar la obesidad infantil. Para que los niños y niñas crezcan de forma saludable, puedan llegar a donde quieran en sus vidas y tengan una vida sana y llena”.

Con tres medallas olímpicas y un Oro en el Campeonato del Mundo 2006, Pau no podrá estar este verano en el Mundial de baloncesto 2019 de China por culpa de una lesión en su pie izquierdo. Su objetivo con la selección española, disputar los Juegos Olímpicos de Tokio. “Es una de mis ilusiones. Pero primero está el Mundial, donde nuestro equipo tiene que clasificarse. Luego hay una serie de factores, como que yo esté bien físicamente. Que pueda jugar la temporada que viene, que no tenga problemas, que llegue bien al verano. Y que el seleccionador cuente contigo, que no puedes dar por sentado por mucho que hayas conseguido“.

El objetivo más inmediato para Pau Gasol, además de recuperarse de su lesión, es elegir equipo para la próxima temporada. Hasta el 30 de junio tenía contrato con los Milwaukee Bucks. Ahora, todo puede pasar. “He aprendido a lidiar con la incertidumbre a lo largo de mi carrera. Lo vivo con normalidad, aunque no es fácil. Pero también es parte de mi profesión. ¿En qué equipo voy a jugar de la NBA? No lo sé. La clave ahí es que voy a jugar en la NBA. Que voy a jugar lo que sería mi decimonovena temporada en la NBA”. Algo que no estaba ni mucho menos en la mente de Pau Gasol cuando llegó a los Memphis Grizzlies en 2001. “Tú trabajas cada día para ser mejor, sin ponerte límites y te vuelcas a ello. Y luego, pues cuando llegas al final y dices: me ha ido bastante bien. O me ha ido muy bien, en mi caso. No piensas en más allá de eso. No pensaba que todo iría tan bien, que tendría la grandísima suerte de haber estado rodeado de grandes compañeros y entrenadores y de gente que me ha apoyado y que me ha ayudado a haber llegado hasta aquí”.