Mercedes Bellido:

La ilustradora enigmática
23/07/2019 · Por Rosario Fernández
mercedes bellido
A sus 28 años, Mercedes Bellido es ya una de las ilustradoras más influyentes del panorama nacional. © Mercedes Bellido

Atmósferas misteriosas e inquietantes caracterizan los trabajos de Mercedes Bellido, una de las ilustradoras más influyentes en nuestro país. Marcas como Zara o Chanel se han interesado por el particular mundo de esta joven artista zaragozana.

Quizás tú seas uno de los 37.000 seguidores en Instagram que disfrutan de las atmósferas misteriosas e inquietantes, auras esotéricas y, en ocasiones, un tanto siniestras que caracterizan sus ilustraciones. En ellas, Mercedes Bellido trata de encontrar los límites entre lo bueno y lo malo, lo oscuro y lo brillante y mostrar que las cosas no son tan buenas ni tan malas; en definitiva, que nada es tan evidente. Instagram y, en general, las redes sociales han contribuido a difundir y dar visibilidad a los trabajos de esta “pintora zaragozana que reside en Madrid”, como ella misma se define, y que a sus 28 años es ya una de las ilustradoras más influyentes del panorama nacional, aunque reconozca que las redes sociales no son algo que le quite el sueño. Eso sí, intenta tenerlo cuidado y que el contenido se limite a sus trabajos o temas que le interesan.

Ese escaparate le ha servido para que marcas como Zara, Nike, Chanel, Bimba y Lola o Reebok se hayan interesado por su particular universo cargado de simbolismo y lleno de calaveras, naturaleza, bodegones y fantasía. Colaboraciones que, reconoce, la sacan de su zona de confort y con las que prueba nuevas ideas. La ilustradora recuerda con especial cariño “un proyecto que hice con Zara hace unos años, y haber colaborado con Nike en varias ocasiones. También estoy muy orgullosa de un mural de nueve metros que lleva a cabo con Oysho de Barcelona”.

Sin embargo, su proyecto más importante, dice con satisfacción, ha sido sacar su primer volumen junto a la editorial Lunwerg, El libro oculto de los animales, un bestiario ilustrado que recoge la esencia de su trabajo y que ahonda en la carga simbólica de treinta animales, divididos en cinco capítulos en función de los conceptos con los que se los asocia: eternidad y regeneración, magia y destino, fuerza y poder, pureza y perfección y luz y tinieblas.

No hay revelaciones ni epifanías, sino investigación visual, leer libros, ir a exposiciones, dibujar ideas y cientos de bocetos

Nunca imaginó que acabaría dedicándose a la ilustración. De hecho, Bellido iba para abogada “y habría intentado opositar a fiscal”, reconoce. No fue algo que descubriera, simplemente fue apareciendo de forma progresiva, aunque bien es cierto que desde siempre se recuerda a sí misma con pinturas en las manos. “Jamás me lo planteé como una posibilidad de futuro, pero poco a poco empecé a conseguir trabajos y colaboraciones y eso me dio ánimos para seguir y convertirlo en mi forma de ganarme la vida. Estoy muy agradecida de poder dedicarme a esto”. Le encanta lo que hace, disfruta dibujando, pero tiene claro que el suyo “es un trabajo como cualquier otro”.

Para llegar hasta aquí se formó en las aulas de la Facultad de Bellas Artes de Cuenca y estudió un Máster en Investigación en Arte y Creación en la madrileña Universidad Complutense. Trabajo, trabajo y más trabajo son la base de su inspiración, a la que siempre acompaña un ritual: encender una vela y poner música de fondo. “La inspiración llega de golpe. No hay revelaciones ni epifanías, sino investigación visual, leer libros, ir a exposiciones, dibujar ideas y cientos de bocetos”.

Su estilo ha evolucionado con el tiempo y posee numerosas influencias, entre ellas el surrealismo y la pintura barroca. Bellido utiliza colores potentes y saturados y pintura muy empastada: “me gusta que queden grumos en las mezclas”. No es de extrañar entre sus artistas favoritos figuren nombres como Giorgio de Chirico, René Magritte o Yves Tanguy. De sus colegas de profesión admira a muchos y cita a María Herreros, Ricardo Cavolo, Yime, Julio Linares, An Wei, Rubenimichi, 3ttman, Mai Blanco, Coco Escribano, María Luque, Ekta, George Greaves, Sophia Pega, Ignasi Monreal, Cristina Daura o Roberta Vázquez. “Lo cierto es que la ilustración está viviendo un momento muy bueno en nuestro país. Somos muchos, la calidad es alta y entre nosotros se respira mucho apoyo y compañerismo”.

Nuestra protagonista asegura que tiene varios proyectos en proceso que pronto saldrán a la luz, “pero no puedo adelantar mucho más de momento”. El misterio pues sigue envolviendo a Mercedes Bellido. Nada extraño.