Volando a Tokio

Con la ilusión del primer día

10/12/2019 · Por Carmen R. Cuesta
Grupo de deportistas patrocinados por Iberia, que forman la iniciativa Volando a Tokio
Los doce deportistas que forman el ‘Equipo Iberia’ afrontan el desafío de los Juegos de Tokio en disciplinas muy diversas.

Con motivo de los próximos Juegos, Iberia apoya a un conjunto de deportistas olímpicos y paralímpicos en su participación en Tokio. Liderado por la haltera Lydia Valentín, que luchará por su cuarta medalla consecutiva, el ‘equipo’ de deportistas patrocinados por la compañía afronta el desafío en disciplinas tan diversas como tiro, taekwondo, karate, yudo, vela, piragüismo, natación, powerlifting o triatlón.

A pocos meses del inicio de los Juegos Olímpicos de Tokio, Iberia muestra su apoyo al deporte más allá de su patrocinio a las Selecciones masculinas y femeninas de Fútbol y Baloncesto. La iniciativa Volando a Tokio refrenda el compromiso de la compañía con el deporte español, llegando así a disciplinas quizá no tan conocidas para el gran público pero que también comparten valores como el esfuerzo, la perseverancia y, en definitiva, el talento.

El ‘Equipo Iberia’ está formado por un total de doce deportistas que competirán tanto en los Juegos Olímpicos como en los Paralímpicos: una muestra del trabajo, la constancia y la capacidad de superación necesarios para llegar a unas Olimpíadas. Entre ellos destaca la figura de Lydia Valentín; la ponferradina llegará a sus cuartos Juegos con la ilusión del primer día después de lograr tres medallas consecutivas en Pekín, Londres y Río. En la misma modalidad, denominada powerlifting en el caso de la competición paralímpica, Loida Zabala espera mejorar el diploma de su última participación.

Uno de los estrenos más esperados es el de la karateka Sandra Sánchez, que disputa sus primeros juegos en el debut también de la disciplina como deporte olímpico en el país del que es originario. A la nombrada “mejor karateka de la historia” se unirán en el tatami otros miembros de este equipo: Jesús Tortosa —taekwondo, categoría de menos de 58 kilos— y Niko Sherazadishvili —yudo—.

Los deportes de agua son tradicionalmente una de las grandes bazas del deporte español en los Juegos Olímpicos. La piragüista Teresa Portela viaja también a Tokio, y se convertirá así en la primera mujer de nuestro país en competir en seis Olimpíadas, lo que contrasta con la primera participación, en vela (categoría 470), de Silvia Mas. En natación adaptada María Delgado y Sarai Gascón saben bien qué es participar en unos Juegos: suman, entre ambas, casi una decena de medallas.

Apoyo a la diversidad del deporte español

La pluralidad de la participación española en estos juegos es notable, y también es diverso el grupo de deportistas que componen el ‘Equipo Iberia’. María López capitanea el equipo de hockey hierba femenino, disciplina que también ha dado alegrías a España desde Barcelona 92. En tiro, en la modalidad de foso, participa en sus terceros Juegos la cordobesa Fátima Gálvez después de ganar la medalla de bronce en el campeonato mundial de la modalidad este año 2019. Eva Moral, por su parte, espera clasificarse en triatlón adaptado después de cinco años repletos de éxitos.

La iniciativa Volando a Tokio tiene precisamente el objetivo de transmitir ese apoyo de todos los españoles a la delegación de deportistas que tomarán parte en estos Juegos Olímpicos. Y, especialmente, poner en relieve los valores que hacen de ellos un ejemplo de superación, día a día, más allá de la fama o del reconocimiento por parte de un público mayoritario.