San Sebastián

El templo del jazz
31/07/2019 · Por Carmen R. Cuesta
JAMIE CULLUM EN SAN SEBASTIÁN
Jamie Cullum emocionó a una audiencia de 53.000 espectadores. © Lolo Vasco_54

La 54 edición del Festival Jazzaldia ha ofrecido 100 actuaciones en 15 escenarios diferentes y, como todos los años, ha convertido Donosti en el epicentro mundial del jazz por unos pocos días. Figuras como Joan Báez, Jamie Cullum, Neneh Cherry o el gran John Zorn —galardonado en esta edición con el premio Donostiako Jazzaldia— han pisado la arena de la Zurriola en un festival que no deja de crecer.

Jazzaldia es desde sus orígenes una apuesta por el jazz en todas sus acepciones, desde el más clásico hasta las interpretaciones más personales y arriesgadas, y presenta siempre un cartel heterodoxo en escenarios también diversos: de la gran playa de la Zurriola o el Auditorio Kursaal hasta la plaza de la Trinidad y el Teatro Victoria Eugenia, entre otros. Durante los cinco días que dura el Festival San Sebastián-Donosti respira y vive jazz, de la mañana a la noche.

Solo en San Sebastián puede convivir la sobria puesta en escena de Neneh Cherry, bajo una torrencial lluvia —el viernes—, con el estallido de Jamie Cullum ante 53.000 personas. La intérprete presentaba su álbum Broken Politics y apareció en el escenario ataviada, al igual que el público, con un sencillo poncho impermeable del que no se desprendió hasta el tercer tema. Notable contraste con la apertura el miércoles de la 54 edición del Festival, todo un espectáculo con la despedida internacional de Joan Báez y el mencionado Jamie Cullum, ante un total de 97.000 espectadores.

El I’ve Got You Under My Skin con el que Cullum cerró su actuación dio paso a una de las jornadas más movidas de esta edición, la del jueves: con otra de las figuras de este año a la voz, Maria Scheider, los nórdicos Ensemble Denada —principal exponente del jazz noruego— fueron los protagonistas de la noche en la plaza de la Victoria, mientras que los más indies Dorian y Zahara hacían lo propio en la Zurriola.

Tras ese viernes lluvioso en el que varios conciertos tuvieron que ser suspendidos, el festival pudo proseguir su marcha sin más contratiempos. La fórmula personal de la canadiense Diana Krall, una habitual de Jazzaldia, culminó un día de marcado carácter clásico en la misma plaza medieval del centro de la ciudad, en un sábado en el que el premiado de esta edición, John Zorn, puso en marcha su macro espectáculo Bagatelles Marathon.

El saxofonista y compositor estadounidense John Zorn, galardonado con el Premio Donostiako Jazzaldia 2019 por su trayectoria

La clausura de Jazzaldia 2019, a manos de Silvia Pérez Cruz, ha tenido además de jazz un toque de bossa nova gracias a su colaboración con Toquinho, y ha contado también con el acompañamiento del navarro Javier Colina. Zorn recibió su galardón tras terminar su personalísimo Marathon II. “Este es uno de los mejores festivales de jazz del mundo”, afirmó, antes de —en un momento prácticamente inédito— dejarse fotografiar por la prensa acreditada.

Y es que en el Festival de Jazz de San Sebastián, en Jazzaldia, todo puede pasar. Este año han sido doce los artistas japoneses, incluyendo a la pianista Chihiro Yamanaka y al artista pop-blues Rei, los que han mostrado, en una también novedosa iniciativa, el jazz nipón. La inclusión de esta y de otras novedades ha sido un éxito que consolida aún más un certamen que con más de medio siglo de existencia es un referente mundial no solo por la calidad y variedad de su programa, sino también por ese algo más que aporta la ciudad.

Ya hay fecha para la próxima edición de Jazzaldia: los amantes del jazz están citados en San Sebastián entre el 22 y el 26 de julio de 2020.